Valores

Los valores no se educan, "se enseñan” se muestran, se respiran en el día a día de la escuela y, por tanto, deben ser compartidos por todos los miembros de la comunidad educativa.

Estos valores compartidos deben ser sociales y cívicos para formar ciudadanos íntegros, con sentido crítico, respetuosos, solidarios, creativos, participativos, autónomos, comprometidos, .... sin olvidar que, como escuela franciscana, debemos transmitir humildad, fraternidad, paciencia, esfuerzo y constancia  para superar las dificultades;  empatía con la diversidad y alegría y gratitud para disfrutar de las cosas buenas que la vida nos ofrece.

En resumen, educamos a nuestros alumnos para la convivencia y la paz; para la justicia y la solidaridad; en libertad y para la libertad. Sólo así podemos construir un mundo más justo, más humano, más pacífico, más solidario y más sostenible.